Si se ponen a pensar en la cantidad de horas que pasamos en el trabajo inmediatamente descubrimos lo importante que es sentirnos cómodos y a gusto haciendo aquello por lo que nos pagan. Y qué mejor que encontrar la forma de divertirte mientras cumplís tu labor diaria. El otro día observaba a un chofer que se divertía muchísimo en su trabajo, y decidí entrevistarlo ahí mismo.

Mi pregunta fue, ¿Qué haces para divertirte en tu laburo vieja? A lo que el expuso las siguientes cosas:

  • Si la persona viene apurada y le faltan 10 metros para llegar a la parada, acelero y me hago el gil como que no lo vi, jajaja. Y a veces cuando están justo en la parada me freno 20 metros más adelante así corren como chotos…esa es muy buena. El gesto de frustración y ver la mímica de “Andate a la puta que te pario” cuando no los levanto es impagable.
  • También me gusta mucho putear a los gatos que tocan el timbre 2 metros antes de la parada donde se bajan, me divierte acordarme de sus madres y sus hermanas.
  • Adoro explicarle a cada boludo que metan de a una moneda a la vez y después pasen la tarjeta, así como también me encanta que pasen la tarjeta antes de que les indique el destino, no una si no dos o tres veces.
  • Me encanta seguir subiendo gente, siempre me gusto que la gente sea afectuosa y que estén pagadas entre si. Mi lema es “Si entran 200, pueden entrar 5 más”.
  • Me encanta cuando la maquina le traga la moneda a alguien y lo tengo que hacer bajar, es gracioso hacerme el boludo como que no vi nada, jajaja.
  • Otra cosa que me fascina es hacerme el gil cuando se me quejan de que no les ha tomado el trasbordo, y le respondo con cosas ilógicas, onda “Debe ser porque te subiste primero a un decepticon”.
  • Me gusta cuando alguien me dice que le avise antes de llegar a un lugar “X” y me olvido y le aviso cuando me pasé 20 cuadras, jijiji.
  • Es divertido acelerar cuando llueve y salpicar a la gente que está en el cordón.
  • Otra cosa que nos gusta hacer con los muchachos es ponernos de acuerdo para dejar a la gente esperando una hora y que después pasemos con 3 coches juntos, esa es mundial.
  • Me encanta parar el bondi en horas pico y bajarme a comprarme una Coca.
  • Me gusta pensar en que atrás siempre hay más lugar, es una sensación que me reconforta y me hace sentir más completo y en paz.
  • Me encanta carpear ortos por el retrovisor.
  • Mi frase favorita “Un pasito para atrás, por favor” un día lo dije y no había más lugar y algunas personas explotaron por error de programación.
Bueno amigos, esto fue lo que nos contaba Tito, pero les dejo la puerta abierta a quienes tengan más ideas para que  nuestros queridos choferes se diviertan, Besis…

También podés leer:
Cristianos desbaratan carnicerías por el viernes Santo

El año pasado escribíamos:
Limpiavidrios ¿Qué opina Mendoza?

Compartí, no seas paco