Mucho se ha hablado esta semana de la llamada “Masacre de Denver”, donde (ustedes ya sabrán) un joven de 24 años ingreso a una sala de cine donde era exhibida la última película de Batman (Dark Knight Rises), y asesinó a 12 personas, mientras hería a otras 59.

Esta es sin dudas una de las noticias más sobresalientes de los últimos tiempos. Pero así también es una de las noticias que más nos interesan ¿Pero por qué? Es muy sencillo. Todos crecimos en un mundo donde los villanos y los superhéroes convivían con nosotros durante nuestra niñez en nuestra imaginación. Y ver a esos héroes (o villanos) en la vida real, nos llama considerablemente la atención. Entonces es lógico que, si nos enteramos que un tipo entró a un cine con una escopeta, y empezó a disparar al grito de “soy el guasón”, nos llamé la atención.

Pero lo tienen que saber, es que el cine nos influya para bien o para mal. Es un arte, y como tal, existe para encontrar expresiones en el. Por eso es que esto de los asesinatos, no es nuevo en la industria del cine. Entonces, si queres seguir alimentando ese morbo, me hago cargo y dejo a disposición una pequeña cronología donde gente descarriada se aferro el arte del cine, interpreto cualquier huevada, y se volvió loca.

1965

Se estrena una película llamada “The Collector”. La historia gira en torno a un hombre algo inestable, quien secuestra y encierra a una mujer a la cual acecha. Protagonizada por Samantha Eggar.

El crimen: El hecho es que entre 1983 y 1985, dos asesinos en serie asesinaron a 11 mujeres. Los asesinos denominaban a su proyecto “Operación Miranda” en “honor” al personaje que Samantha Eggar interpreta en The Collector.

1971

El Clásico de Clint Eastwood, “Harry el Sucio” sale a la luz.

El crimen: Aquí en la realidad, dos personas se convierten en asesinos, cuando “inspirados” en una escena de la película, les hacen beber soda caustica a 5 rehenes que capturaron en un robo a mano armada.

1972

Se estrena “La Naranja Mecánica” de Stanley Kubrick.

La cantidad de violencia explicita que tiene esta película, altero las fibras morales de los ingleses. Primero un joven de 14 años es asesinado por su compañero de clase, quien confiesa lo hace por obra del film. Segundo, una violación múltiple ocurre mientras los agresores se burlan de la victima cantando “Singin’ In The Rain”.  Es así que Stanley Kubrick corta por lo sano: El prohíbe que su película se exhiba en los cines ingleses.

1976

“Taxi Driver” llega a la gran pantalla de la mano de Scorsese; y Robert De Niro, con su cresta, nos pregunta “You talking to me?”

El Crimen: Esta vuelta, es más global. El intento de asesinato del ex presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, puede vincularse directamente con Taxi Driver, ya que el agresor declaro estar obsesionado con Jodie Foster y “pensó” que emulando al personaje de Scorsese llamaría su atención.

1996

A pesar de muchos, “Scream” se estrena para cambiar la historia del cine de terror.

El Crimen: Dos amigos, le dieron 18 puñaladas a un tercero. Esto se debió a que ambos creían recibir mensajes sobrenaturales del mismísimo Cara de Fantasma. También, un camionero belga  vistió la túnica y la máscara del asesino, para acabar con la vida de  una chica que lo había rechazado.

1999

Los hermanos Wachowski hacen historia con “Matrix”

El Crimen: Tras asesinar a sus padres en 2003, un joven afirmó estar convencido de vivir en un mundo virtual como el de la película.

2004

“Saw” y el morbo personificado en una cinta.

El crimen: “Hemos encerrado a una amiga tuya en un lugar de tu casa. Debes encontrarla en 10 minutos y sacarle el corazón, o llenaremos el edificio de gas venenoso. Es tu juego: ¿quieres vivir, o morir?”. Esto no es un mensaje de la película, aunque lo parezca, sino parte de la broma que dos niñas de 13 años le gastaron a una anciana en 2007. Con tanta mala suerte que la víctima tenía problemas de salud y acababa de llegar a su hogar tras asistir a un entierro, y en consecuencia, sufrió un derrame cerebral.  

Para tener en cuenta: Desde que sucedió la “Masacre de Denver”, la venta de armas creció un 41% en dicho Estado. La violencia genera más violencia. El cine es un arte, y entonces se transforma en la expresión de lo que tenemos adentro. Amalo, odialo, pero no dejes que se infiltre de una manera enfermiza en tu interior. No queremos una etiqueta que diga: “Cine: Precaución, úsese con cuidado.”

También podes leer:
¿Lo qué?: Cuando los títulos de las películas no atinan 

El año pasado escribíamos:
Presentamos: La Bata – Manta!

 

Compartí, no seas paco