Psicología barata 5: Belleza extrema

Estuve alejada de este hermoso portal web porque me estuve actualizando para ustedes. Y les traigo lo último de lo último. La tecnología ha llegado a límites insospechados, amigos. Ahora las ciencias médicas, sociológicas, antropológicas y la ingeniería se combinan para lograr que la gente tenga lo mejor, alcance sus ideales, y sea feliz,  utilizando  para ello los nuevos tratamientos que están a punto de salir al mercado.

En otras palabras, estuve en el XIX Interational Simposium of Simple Food for Modern Women and Simple Life for Postmodern Women (ISSFMWSLPW) con sede en Holywood, California; y pude ser testigo de lo que viene en las próximas décadas, ¡qué digo décadas!, en los próximos siglos. Una gran cantidad de actualizaciones sobre liposucción y botox, sobre crecimiento mamario sin cirugías y sobre dietas macrobiotínicas, entre miles de otras exposiciones de cirujanos plásticos, dietólogos, asesores de imagen y estilistas. Todos coincidían en que lo único que frena la belleza de una mujer es la misma mujer; hoy por hoy, convertirse en una hermosa modelo como las que salen en las revistas y en el cine es sólo una cuestión de decisión propia.

Y precisamente ese fue el tema, la cuestión, el asunto. Y el descubrimiento del siglo. Paso a transcribir la síntesis del estudio clínico que hizo brillar lágrimas en los ojos estirados y rellenados de los asistentes.

Modificación de la conducta permanente en mujeres sometidas a lobotomía parcial por cauterización con láser

Introducción: La cultura occidental plantea una permanente exigencia para cumplir las expectativas sociales, que es fuente de estrés sostenido y causa de una elevada tasa de morbilidad en aquellas personalidades que destacan por su éxito. En el caso de las mujeres, se agrava por la  doble o triple escala de valores, divergentes pero a la vez concomitantes, que disputan continuamente el interés de la mujer y le impiden lograr una completa realización de los mismos, optando casi siempre por los valores tradicionales como el trabajo o la familia, y dejando de lado los nuevos y más beneficiosos para la sociedad actual como la conservación de la juventud, la salud y la belleza.

Objetivo: a través de una intervención mínimamente invasiva con láser se pudo eliminar de la psiquis de las mujeres participantes todas las fuentes de estrés y de alteración de la conducta, modificando su comportamiento para lograr convertirla en una mujer joven, bella, vital, despreocupada y alegre, sin necesidades corporales demandantes y sobretodo, sin necesidades intelectuales ni emocionales  que le impidan desarrollar su potencial físico y estético al máximo.

Materiales y métodos: Estudio longitudinal prospectivo sobre 154 sujetos femeninos entre 18 y 42 años, reclutadas en 6 países: EEUU, Canadá, España, Portugal, Inglaterra y Rusia. Todas ellas tenían un estilo de vida activo pero sin más de 8 horas por semana dedicadas al cuidado personal.

Los sujetos fueron internados en diversas clínicas según  su país de origen. Allí se les practicaron una serie de tests psicológicos y de coordinación psicomotriz pre-intervención. Además se les tomaron medidas, y por último se las fotografió y filmó vestidas y en ropa interior. La intervención se realizó en quirófanos esterilizados  y según normas de la WHO. En cada una participaron un cirujano estético, un neurocirujano, un anestesista, y un emergentólogo.  Se cauterizaron las arteriolas que abastecen las secciones 5s, 6b, 45a y 12g del lóbulo frontal, a través de una pequeña inserción en la unión interparietal con un catéter flexible. Tras una convalescencia de 2 semanas, se volvieron a realizar los estudios en las mismas condiciones que antes de la cirugía. Además, fueron monitoreadas durante dos años con controles mensuales.

Resultados: El 100% de las mujeres participantes quedó conforme con el procedimiento, corroborándose un cambio en sus hábitos alimentarios y sociales que persistió durante los dos años de seguimiento. Todas bajaron de peso y dejaron hábitos de alcoholismo, tabaco y crucigramas. El 70% logró mejorar su aspecto con nuevo vestuario, implantes mamarios, masajes linfáticos, colágeno, botox, cosmetología, peluquería y gimnasio. El 80% dejó su trabajo, el 20% restante no trabajaba. Actualmente 85 participantes trabajan esporádicamente en publicidad como modelos.

 Las 154 obtuvieron un cambio radical en su conducta. No volvieron a preocuparse por el éxito económico, por su desempeño profesional ni por su familia inmediata. No experimentaron dolores de cabeza (excepto los debidos a la recuperación de la cirugía), no volvieron a tener hipertensión, ataques de ansiedad, insomnio, frustración, mal humor  ni constipación.

Efectos adversos:

85 no tuvieron efectos adversos excepto por una disminución del 20% en su CI y por la pérdida de la memoria parcial para algunas fechas o números de teléfonos.

23 (además de lo mencionado anteriormente) también tuvieron dificultades para seguir pautas simples en los tests psicológicos y perdieron el interés por prácticas sexuales.

26 participantes (además de lo mencionado anteriormente), mostraron una serie de efectos adversos moderados, con dificultades para realizar tareas sencillas como cocinar, manejar, realizar compras o destapar una gaseosa. Se les detectó episodios de ausencias de corta duración (una o dos horas) con babeo y relajación de esfínteres.

15 participantes tuvieron efectos adversos serios y presentaron secuelas tales como ceguera (3), incapacidad motriz (5), retraso mental (3), y convulsiones (4).

5 participantes se encuentran en estado vegetativo y 1 falleció.

Conclusiones: El procedimiento demostró tener una efectividad del 99 +/- 1 % en alterar la conducta de la mujer, liberándola de las cargas sociales y económicas que le impiden desarrollar plenamente su capacidad de embellecerse. Una encuesta posterior a los allegados de las participantes mostró una satisfacción total y en general, la voluntad de someterse al procedimiento y pagar por el mismo.

Este nuevo tratamiento extremo de belleza revolucionará el mundo y, si los gobiernos adecúan los mecanismos necesarios para su implementación en las maternidades, puede ser el comienzo de una nueva sociedad que será la panacea de nuestra comunidad profesional.  

También podes leer:
Psicología barata 4

El año pasado escribíamos:
Levante la mano quien es de Ofiuco

Compartí con el resto, no seas egoista

    Comments

    1. El Angel Gris says:

      Siempre creí en la lobotomía en las minas.

    2. Betty Boop says:

      Todas Barbies, literalmente

    3. Furioso says:

      che hago una consulta..obviamente yo no soy mujer pero estoy interesado en sacarme los flotadores malditos….hay algún estudio que confirme la felicidad en los machos alfa como yo?

      • LADra Lí says:

        la lipo es para todos, furioso!!!
        pero te vendría bien una lobotomía parcial para quitarte la furia.
        Eso sí: no te la hagas enOhio! :P

    4. Cristian says:

      Perdon, muy buena la nota(no lei un carajo)…quien es la dueña de semejante TOTO???

      Agradezco toda informacion que puedan llegar a brindar.

      Saludos Cordiales.

      • LADra Lí says:

        Ay, tontito!!! Si leyeras la nota:
        1-sabrías de quién es el totó
        2-sabrías qué te pasó cuando eras chico.

    5. HSPlotudo says:

      Wow, ya dan asco las minas tan operadas! aguanten las naturales con mucho que agarrar :D

      • LADra Lí says:

        El problema principal, más allá de las operaciones, era la felicidad lograda a partir de no pensar, ni sentir obligaciones laborales, familiares… a partir de la idolatría del propio cuerpo.
        Gracias por tu comentario, pelotudo! (perdón pero es tu nick)

    Trackbacks

    1. [...] También podes leer: Psicología barata 5: Belleza extrema [...]

    Dejanos tu comentario, no seas botón

    *