Biografía Mandy Lú

AmyScarlettMandy Jane Lú, o más conocida por el mundo de la escritura crítica como “MandyLú”, es una filóloga y ensayista afroamericana, célebre por el abordaje de los problemas universales extrapolados a los planos más vanguardistas de la contemporaneidad, en sus crónicas.

Nace en la ciudad de London, Canadá, un 27 de noviembre de 1979, bajo  el seno de una familia acomodada. A temprana edad comienza a manifestar inquietudes por las expresiones del arte, la vanidad  estricta del lenguaje, y concepciones filantrópicamente sensatas; junto a ello, desarrolla un temperamento nervioso, consecuente de una neurosífilis heredada por uno sus padres, haciendo que lo crítico no sea únicamente una veta de autor, si no, algo que le concierne a su perenne cotidiano.

A los 17 años, se radica en la ciudad de Chicago, para concretar sus estudios filológicos de grado en la prestigiosa universidad de Northwestern. Dado a sus pronunciados cuidados analíticos, como a sus reveladoras teorías para la reconstrucción de manuscritos/textos, recorre numerosos estados norteamericanos, países asiáticos, y pueblos  latinos, en el estudio de la naturaleza del lenguaje humano a través del arte en su histórico enculturamiento. 

En plena cumbre de éxito profesional, contrae matrimonio con el destacado pintor danés, Albert Frank J. Dumas, en una extravagante muestra pictórica de arte moderno, realizada en la ciudad de Queens. Años más tarde, su unión conyugal se vio afectada por los vestigios de la bohemia Beat, mediante el excesivo consumo de estupefacientes que hicieron sitio a la defunción de Frank, dejando viuda a Mandy, y sumida en una profunda adicción a la cocaína, para fines de 2003. 

En el afán de rehacer su vida, y hacer frente a las dramáticas secuencias en las que se devenía, decide mudarse a tierras sudamericanas, impulsada por la propuesta de una investigación antropológica en las cordilleras de Argentina. Habiéndose instalado, y en mitad del tramo, Mandy padece varias crisis nerviosas, desarrollando una esquizofrenia de alta gradación paranoica, interpretada a partir del consumo compulsivo de cocaína, y el prontuario congénito que la precede.

Es en mayo del 2005, donde concibe su punto más alto de desquicie, y es trasladada al sanatorio mental, Carlos Pereira, de la provincia de Mendoza, donde permanece internada durante de 5 años, con algunas salidas esporádicas intermitentes. 

Fue tratada bajo los cuidados de doctor Richard Bomur, que además de ocuparse de severos casos psiquiátricos, era el pionero del  diario de entretenimiento on-line más polémico de la provincia.  Richard, apreciando el repertorio crítico y cultural de Mandy, y bajo la aceptación de su único socio, el ingeniero Conep, la contrata para el quehacer crítico de la peculiar sociedad mendocina. Así fue como “MandyLú” sale a los medios, publicando notas esporádicas en “El Mendolotudo”, y en el diario MDZ On-line.

Al culmine de su internación, y dado su actual aunque relativa estabilidad, Mandy se instala en la Capital Federal de la provincia de Buenos Aires, en  el tradicional barrio de Recoleta. Dada a su permanente baja de matrícula profesional como filóloga e investigadora de campo, trabaja en la aclamada cadena de cafetería norteamericana “Starbucks”, preparando todo tipo de bebidas dulces.

Mandy, en su irremediable afabilidad por las naturalezas sociales, y los vínculos interpersonales, disfruta de la simple tarea que imprime hacer un café caliente de granos tostados. Para ella, ser artífice de aquellas excusas de las cuales la gente requiere para sentarse a producir una plática, es un deleite fascinante, habiendo encontrado así la plenitud de su realización personal.

Sus ensayos están orientados a la templanza en el absurdo fenomenológico del día a día, la complejidad de la comunicación en las relaciones, y la vanguardia modélica de la contemporaneidad, que va desde la plurarización de los sexos, hasta los cuestionamiento intelectuales más perspicaces.

También podes leer:
Hombres: dime como te peinas, y te diré quién eres 

El año pasado escribíamos:
Mapa Sexual de Mendoza 

Compartí con el resto, no seas egoista

    Dejanos tu comentario, no seas botón

    *