TOP SECRET: Lo jamás revelado de las reuniones de chicas

Muchos piensan, y con muchos me refiero a hombres, que las mujeres hacemos cosas inimaginables cuando ellos no están presentes. Ven cosas en las películas y se hacen una Venus en sus cabezas en pocos minutos; se enteran de una reunión y piensan que de asistir van a terminar jugando, twister, strip-poker o a la “mancha puente”. Cosas que nunca van a ocurrir en la realidad a no ser que sea un grupo muy especial de chicas, o sea flojas (sí, flojas).

Entonces para ahorrarles el trauma de intentar adivinar el cerebro femenino o parte del mismo, les revelo secretitos femeninos acerca de lo que realmente hacemos en las reuniones de chicas, lo que ustedes piensan que hacemos y en realidad no hacemos, y lo que sí hacemos.

Empezando por lo que no hacemos nunca:

  • Tirarnos pedos. Es imposible llegar a una reunión de mujeres y escuchar un pedo así como si nada. Menos que menos hacemos eso de tirarnos al piso y prendernos fuego los pedos que nos tiramos. Si alguno de ustedes alguna vez imagino eso, ahora puede descartarlo de la lista de opciones. Si, en cambio, alguno tuvo la oportunidad de presenciarlo o ver un video al respecto, debo decir que esos casos son tan frecuentes como ver un camello y un pingüino caminando de la mano.
  • Hablar de cochinadas. Hablamos de sexo, si, pero no tan abiertamente como se puede imaginar. No decimos cosas como “A cuántos te levantaste esta semana” o “A qué telo te llevaron y cuanto tiempo estuvieron”. De pepe hablamos de virginidades, “¿Cavado profundo te hacés?” y “¡no te imaginas quién se embarazó!”. No pasamos de eso; no hay kamasutras junto con el mate y las galletitas, no hay videos porno en la previa al boliche, menos que menos hay escenas lésbicas y los tupper sex son una payasada porque las que asisten tienen vergüenza de comprar lo que realmente quieren comprar. Somos unas farsantes en temas de sexo, pocas se animan a charlar sobre ello…las que lo hacen son tildadas de ligeras de casco y todo termina ahí. Somos víctimas de un pensamiento retrógrado.
  • Peleas con almohadas. Es típico de película yankee ver a un grupo de amigas en un “pijama party” haciendo la clásica pelea de almohadas con las plumitas volando por doquier. En mis años nunca tuve la oportunidad de, primero que nada, dormir con almohadas llenas de plumas; segundo, nunca se me pasó por la cabeza estar charlando con una amiga y levantarme a sacudirle la cabeza de un almohadonazo. Sí tengo una amiga que solía agarrarme de las mechas cuando le ganaba al rumy, y también me pegaba para reírse, pero nunca fue con almohadas…de eso estoy segura.
  • Estar en  bolas una frente a otra. Sí, yo se que varias pueden juntarse antes de salir al boliche para cambiarse las pilchas unas con las otras ya que el placard femenino nunca es suficiente. No, nunca nos vemos la chumina ni de casualidad, es un bosque de propiedad privada cuya tala de árboles sólo le incumbe a la dueña.

Y con respecto a cambiar, ahora que lo pienso, incluso la que más puede alardear de tener gomones inflables se tapa sutilmente mientras se cambia. No es natural en una mujer desnudarse frente a muchas mujeres por una simple razón: nadie te va a sacar el cuero más que una mujer, por más que sean “mejores cumpis del mundi”.

Ahora pasemos a las cosas de las que sí hablamos, las cosas que sí hacemos.

  • Pellizcarnos las gomas. Hay una que otra amiga media pelotuda a la cual se le zafa un pellizcón sin coherencia alguna y en el momento en el que menos te lo esperás. Obviamente esos ataques van dirigidos a las que más tiene, por una cuestión o de envidia (por tremendas bubis) o de un reflejo al ver algo tan grande y blando. Siempre termina en insulto, porque no es novedad que pellizquen donde pellizquen nunca deja de doler, y así como a los hombres les duelen las bolitas, a nosotras nos duelen las bolotas.
  • Comer mucho y cosas dulces. Si saben cocinar, mejor todavía. Hay todo tipo de cosas ricas y postres con alto contenido en chocolate. Eso sí, si son amigas “piringuis” o sea, topísimas, van a comer como pajaritos y no van a disfrutar ni un segundo de la reunión.
  • Tomar alcohol. Nos gusta juntarnos al igual que a los machos, pero nuestras preferencias por alcohol son diferentes. Es raro ver un fernet o un vodka. Si es juntada tranqui puede haber un vinito o un espumante; si es una reunión en un bar después de mucho no verse podemos encontrar un campari o cervecita; si es previa hay toc-toc; y el fernet es para encontrar en una heladera en una juntada rápida y no planeada. Ninguna termina vomitando en una juntada de amigas, puede haber en un boliche pero no en un casa. Se termine en Mac Donalds pintándose la frente, en un taxi cantando los Auténticos Decadentes o dormidas en la mitad del DVD.
  • Hablar de medidas. Hablamos de la celulitis, de los kilos de más, de las dietas y en raras ocasiones del talle de los zapatos. Pero es raro, muy raro, que en una juntada de chicas una mujer se vaya al pasto preguntando tamaño de pichina. Medimos lomos, altura de platos de fideos…pero nunca pichinas porque queda feo y es poco higiénico andar con el metro de costurera midiendo “retazos”.
  • Chusmear. A eso sí. No hay cosa que hagamos mejor que cuerear a lo que tenga apariencia de humano. Se cotizan en bolsa los chismes sobre embarazos no deseados, separaciones por terceros (cuernos) y cirugías estéticas. Es clásica la de: “Uh cállate, contame todo que yo no digo nada”. Los rumores salen de la boca de una mujer tan rápido como entra el chocolate.

Para finalizar y no aburrirlos más voy a responder a lo que piensan los hombres de facebook que hacemos durante una juntada:

Vampichoco Mendolotudo ”chismes, depilación, escenas porno lésbicas, y lemon pie.” Sí a todo menos las escenas lésbicas.

Fede Fernandez Jurado ”sacar el cuero a full, contarse las cosas q hacen con los novios, ¿tocarse?” Sí a todo menos tocarse (me da vergüenza hasta leer la barbaridad que puso este chico). Las que están de novias, en una juntada dicen el nombre de sus parejas en cada oración que usan.

Don Rata Mendolotudo ”se levantan las gomas al espejo.” Nunca se me hubiera ocurrido algo así, al menos no frente a un grupo de mujeres. Sería como mostrar mi debilidad de tetas caídas.

Marcelo Puga ”ropa, carteras, zapatos, novios, chongos, tamaño del pene, que posiciones sexuales les gusta más, consoladores, del canal utilísima y tal vez un poco de la facultad.” Sí a todo menos el tema consoladores y posiciones. Hablamos de las recetas de utilísima, de Narda e incluso de tamaños de pene, aunque es un poco tabú en algunas chicas. Lo de ropa/novios/facultad está en el top 5 de temas más hablados.

Enanoslife Mendolotudo ”Le sacan el cuero a cual hombre les ha gustado y no le ha dado bola… y se manosean un rato.” Se me cayó un ídolo con esta afirmación que acabamos de leer.

Ahora los abandono. Ante cualquier duda o mito que deseen revelar sobre nosotras me escriben un comentario y aquí estaré, esperándolos.

Fuente imágenes:
http://www.myaeventos.com
http://www.taringa.net
http://julianin-julianadas.blogspot.com.ar

También podes leer:
El fantasma de la pieza de Madame

El año pasado escribíamos:
A aaa aa fo fofo forismo mos de Fe fe fernan nando Hi Hi Hi ju hijueputas

Compartí con el resto, no seas egoista

    Comments

    1. aguus says:

      Los hombres tienen la mente sucia jaja

    2. PatyV says:

      Jajajajaja, muy gracioso, muy buenoJajajajaja, muy gracioso, muy bueno

    3. Percha says:

      Ma Dame… Tenés razón en CASI todo, excepto en lo de no hablar de sexo. Yo sí hablo con mis amigas de este tema (más por el hecho de estar casadas y comentar las vicisitudes de la vida conyugal). No le veo el problema a hablar de esos temas, creo que el sexo es una parte importante del ser humano (sea hombre o mujer)… sí me molesta cuando se es demasiado explícita en estos temas, me choca que una mujer hable sin tapujo y con lujo de detalles de los penes que se “comió” recientemente por ejemplo. Esto sí lo veo mal (sobre todo porque la que lo contó, en mi caso, lo hizo delante de mi marido)… Pero, aclarando esto en lo que disiento, ¡me encantó tu nota! :D

    Dejanos tu comentario, no seas botón

    *