El código del sexo

Basta de minas insatisfechas, basta de penes que caballerosamente se paran y nadie se sienta en forma de agradecimiento, este manual, no escrito por Dan Brown, es el que Noé escondió desde antaño, el cual fue encontrado y deshidratado con secador de pelo por los antiguos romanos, protegido por caballeros templarios y templados, escondido en los sectores más recónditos de la tierra por la guardia suiza y decodificado en la actualidad por los antiguos Antonymous, a continuación el misterio será develado.

San Rafael, Mendoza, martes 19 de Junio, 14:36 pm. Sentado frente al teclado, afuera hacia frio, el guiso de lentejas que había hecho mi vieja, me había despertado un curioso efecto, como si aquel platillo hubiese sido condimentado con el mismísimo parapitol. Solo en mi habitación con Gukú que desde su lugar en la pared me animaba a hacerme daño, en el otro poster El Chavo me parecía decir, zas zas, y que te la agarrabas, zas y que te la tocabas, y el resto se caía de maduro. Lo que ocurriría era inminente, googleo en internet, saco el filtro en la búsqueda de imágenes y comienzo a buscar la presa, escribo en minúscula palabras tales como “kamasutra, poringa, Betty”, pero todo era más de lo mismo, nada que antes no hubiese utilizado para editar y ponerle la cara de mi prima la Carito. Deje todo de lado pues me dio mucha paja.

San Rafael, Mendoza, martes 19 de Junio, 15:34 pm. Ingreso a la pieza de mi abuelo a buscar un par de alpargatas, trato de que la búsqueda sea rápida ya que el olor a alcanfor es terrible, encuentro una y el talón de la otra parece asomar de lo que es una especie de caja de madera, nunca había visto ese baúl. La curiosidad me invadió, y comencé a hurgar, ya de entradita nomás como pidiéndome permiso para salir aparece una revista amarillenta donde reza, “Susana Traverso, una pendeja calentona”, detrás de esta otra que titula “Shock” y la foto de Susana Giménez con 60 pirulos menos y ligerita de ropa, la tercera es mundial, sale una mina con una tanga fucsia que por poco no se la colgaba de los hombros y decía “Soy la bebota de Olmedo”, así encontré montones de revistas, unos bocetos me llamaron la atención, decían “Dragon ball S”, seguramente la S estaba mucho antes que la Z, y en su portada salía un mono gigante, dibujada en grafito nº 2 HB.

Luego, allí lo vi, mi mundo se detuvo, donde topa la tapa del baúl, allí estaba, en lo profundo, escondido cual secreto milenario que no debe ser descubierto, rápido lo metí en el interior de mi solera y salí disparado de aquel lugar, olvidando hasta las alpargatas, también me lleve la revista de la tanga fucsia.

El libro se titulaba “El Código del Sexo”, no era correcto abrirlo, no sin antes saber algo más de aquel ejemplar. Busqué a mi abuelo, y sin mediar palabras lo encaré y le dije, Nono, mirá, entré a tu pieza y encontré este libro, ¿de qué se trata?, el sutilmente me contestó, “Anto, ya es hora de que sepas el secreto de este ejemplar milenario, y que me devuelvas la revista de la bebota” me dijo.

Seguidamente con el entrecejo que ponía Einstein al resolver mentalmente una ecuación me dijo “Anto, este libro es antiquísimo, los secretos de los más grandes culiadores del universo están acá, su cuidado fue comisionado a Noé, años después se recuperó hoja por hoja de la cámara séptica del arca, mucha gente ha muerto por esta causa, nuestra legión de Antonymous han logrado hacerse con esta preciada joya, el mundo no está preparado para esto, es tu deber Anto, que esto no llegue a manos desconocidas ni se deje leer aun por cientos de años más”.

En fin amigos me pareció muy egoísta no compartir semejante sabiduría con ustedes. Por ello es que paso a publicar los pasos más importantes de El Código del Sexo.

Mujeres

Código Nº 1- si andas con la tía del campo no calientes la pava.-

Código Nº 2- decir “me duele la cabeza” no te hace mejor persona que decir “no quiero ponerla”

Código Nº 3- si el acto viene tranqui, al momento de ayayay mamita me voy, no salgas con gritos como “cógeme que soy tu puta”, puede hacer inhibir a lacho.

Código Nº 4- si en el franeleo le manoteaste el Jonny (palabras textuales), no vengas después a que no, en el campito no me gusta o el banco de la plaza es muy frio.

Código Nº 5- besitos en el cuello es igual a carpita.

Código Nº 6- una novia sin tetas más que novia es una amiga.

Código Nº 7- si en la primera cita la pusiste, él no será tu marido.

Código Nº 8- si a algunos les gusta con berros y a otros sin nada, término medio sería un Hitler y todos contentos.

Código Nº 9- si la chupas con asquete se pueden dormir el productor y el producto.

Código Nº 10- es de mina forra dejar que el flaco se vaya con dolor de productos gallináceos.

Hombres

Código Nº 1- si en la primer cita te sacas una foto con ella, es un recuerdo para toda la vida y no para ir con la muchachada a decir “Mirá la pendeja que me estoy comiendo”.

Código Nº 2- si la tenés chiquita rápate a cero, se ve más potente (así dice el libro).

Código Nº 3- la primera vez con esa chica nada de forros con tachas, texturizados o con sabor a frutilla (igual eso del gusto a frutilla no es cierto…creo).

Código Nº 4- las poses porno star, tipo perrito con el tipo con una pierna arriba de la cama y manos en la cintura, no garpa mucho que digamos.

Código Nº 5- si la tenés grande, desde el primer momento que conoces a la chica tenés que decírselo, así sea en el boliche o en la panadería, no es lindo enamorarse y que luego te dejen por picudo.

Código Nº 6- si te vas rapidito en el primero el segundo tiene que durar bastante, si es que se para de nuevo.

Código Nº 7- si la invitas a cenar afuera, que sea de nivel, sino llevala a tomar un helado.

Código Nº 8- recuerda siempre que con alcohol encima le entrás hasta a Gladys Florimonti.

Código Nº 9- si aceptaste bajar a los berros, no te detengas en pleno actos y escupas pelitos cual carozos de aceituna.

Código Nº 10- si le metes un dedo, al sacarlo y olerlo no pongas cara de yunque, si le metes dos hazlo con mucho cuidado y si le entran tres andate cantando bajito.

Y cerrando este capítulo quiero rescatar en forma textual este párrafo, que me pareció super importante “es una mina sin códigos aquella que luego de disfrutar de una buena empapada de vulva no quiere acceder a darle besitos a pochaco, alegando a que eso le da algo de asco, este libro procesa y castiga al que viole el más sagrado de los códigos, Chupada de Conchita Martínez es equivalente a Peteco Carabajal, tanto en el arca de Noé como en el Staff del Mendolotudo”.

También podes leer:
Sueños de un fulbolista

El año pasado escribíamos:
Los quince de Eros: Kings of Leon

Compartí con el resto, no seas egoista

    Comments

    1. RoRo says:

      jajajajaja, que maestro Anto, a ver si las chicas empiezan a respetar el código

    2. Furioso says:

      Jajajja!!!.que buen libro!!! ya me anoto para la 2da parte!

    Trackbacks

    1. [...] de Información El código del sexo || El Mendolotudo .mbtbar{width: 100%; float: left;} .mbtbar .count{color:#333; font-size: 14px; [...]

    Dejanos tu comentario, no seas botón

    *