¿Vamos a las putas? (Cadaver exquisito de una parte del staff)

Esta nota fue escrita por Torombolo, Conep, Facts, Bestyal, Celso, Marcos y Bomur en una noche de borrachera absoluta. La idea fue que cada uno se sentase en la compu y leyese solamente el último párrafo del antecesor. De esa forma creamos este “cadáver exquisito” que pasó a llamarse “¿Vamos a las putas?”. Hoy lo compartimos con ustedes.

Dijo Bestial. Pregunta que cae de maduro en cualquier reunión que congregue hombres solteros. A colación viene la discusión de siempre, ¿a que putas ir? El listado va desde ex novias a bulos escondidos en lo más recóndito de Mendoza, pasando por barecas de primer y último nivel.

¿Que es lo que nos atrae?, ¿la búsqueda de un amor?, ¿la redención de alguna? (al decir de mi amigo el Ángel Gris, que se perdió de escribir esta nota colectiva, y que también escribe en este pasquín). Todas temáticas que solo caben en la cabeza de una fémina. La verdad lo único que nos mueve es ponerla, una de las grandes verdades de la humanidad, es que a la hora del sexo el hombre necesita un lugar y la mujer un motivo.

Entonces, en este caso de sexo multitudinario, que en la amplísima mayoría de los casos queda en la sola evocación de las mujeres que intercambian sexo por dinero y no por filo, lo que nos impulsa es ponerla obviamente pero también el compartir el post, como quien charla después de un partido con un amigo. Comparemos:

- ¿Viste el caño que le tiró Riquelme al 4 de River?

- Un genio el pibe. Responde el amigo

El equivalente en este caso sería

- Me fui con la rubia tetona. Dice uno

- ¿Y que tal? Ansioso el amigo

- Le puso onda al pete el resto un desastre. Responde compungido

Escrito Por TOROMBOLO

Con mirada baja dejaron espacio a la pausa y llamaron a la reflexión.

Y si de caños hablamos,  muchos se cierran en este tipo futbolístico, pero señores, hay otros caños, esos que acarician las partes más intimas de la mujer y de donde salimos todos a la hora de ver la luz.

Nadie piensa en que sienten ello y el rol que juegan  en ese momento. Mas allá que algún que otro pelotudo mediático les hiciera un espacio innecesario en nuestro día a día, la realidad que ellos están desde el principio, junto con las verdaderas prostitutas (que según dice la historia es la profesión mas antigua del mundo).

Variando en cuanto al material, llamándose caño a partir de la revolución industrial, este elemento es influyente directamente en el acto de la mujer.

Hagamos una simple prueba. Una lady medio pelo sigue siendo eso, pero una lady medio pelo en un caño ya son palabras mayores. Exalta su más interno deseo sensual para demostrarle al hombre (o mujer) lo que es capaz de hacer a posteriori.

Pero eso sí, no nos confundamos, no todas las que bailan en un caño son putas. Hay quienes lo hacen por el verdadero placer de sentir ese cilindro frio y duro entre sus piernas con el solo objetivo de realzar su imagen frente a quien corresponda o simplemente por verse frente a un espejo.

Una vez conocí a una bailarina de caño. Ella me invitó a tomar algo después de su show. Todo fue genial. Charlamos horas y horas  y es ahí en donde entendí todo esto, y claro, por comprender todos y cada uno de estos puntos de vista, se hizo el amanecer y tuvo que volver a su recinto. Y yo me fui a acostar sin ponerla. ¡Pero yo no quiero ir de putas! Yo me quiero enamorar, casarme, tener hijitos…

Escrito Por CONEP

¡No!, que pelotudeces estoy escribiendo, pasame el ferné… casarse conlleva a separase y a que tus hijitos (en la mayoría de los casos), pasen a ser letras de cambio. Ya con otro trago arriba, pienso mejor… ¡Vamos de putas! Ellas no preguntan, ellas no cuestionan, ellas no piden nada más que lo que corresponde como canon por el servicio prestado. Son casi la mujer ideal… no te piden la tarjeta, no te sacan el auto, no tienen amigas. Peeeeero… se garchan a todos los que pagan (y ni hablar si está rica) garchan más que las otras y ese más significa más tipos… es un punto en contra… ¿me aguanto que a mi chica se la garchen 10000 tipos? Y, si no estás enamorado, ni sos celoso, no habría demasiados inconvenientes… otra pregunta me asalta al momento, ¿y si se la garchan mis amigos? Digo, previo pago de los servicios correspondientes. ¿Me aguanto yo eso? ¿O es que acaso no quiero que ella entre en comparaciones? ¿Comparaciones con mis amigos no? Porque de comparar deben comparar, ¡van a comparar!, ¿¿¿pero que me compare con mis amigos??? ¡Ni en Pedo! Mejor, dejemos las cosas así nomás, me quedo con mi chica, con la cual vamos a casarnos (y separarnos) y tener hijitos y ¡¡¡Vamos a las Putas, total pago, garcho y me voy!!!….

Escrito Por FACSF

Me pare y dije: me voy, nos vemos más tarde. Ellos, acostumbrados a que la mejor manera de llevarse conmigo es dejarme ser, no dijeron ni me forzaron a nada. Lo que sí, a las tres de la mañana nos encontrábamos de vuelta acá.

Irish Pub, excelente música y ambiente, la mitad, gente que no le interesaba lo que vos hacías, la otra mitad pensando las mil y una teorías de qué hacía ahí tomando tequila solo. De más está decir quiénes eran mendocinos y quiénes no.

Sin olvidarme de mi objetivo, un poquito más difícil que pagar y tener, y considerando que no hay que buscar, sino encontrar, justamente encontré las palabras: “lo bueno de x autor es que puede escribir tanto de tal tema como de tal otro sin que se note de que es el mismo”. Mayor fue la sorpresa al ver que quien decía dicha frase no era el prototipo de persona “interesante, buena mina, copada”, sino una diosa (según lo que podrían pensar mis amigos), una potra infernal seguro pensaban los que la miraban de reojo en el lugar pero que no estaban a la altura de poder articular más de dos palabras que a ella le resultaran interesantes, y para mí simplemente la perfecta combinación ideal de belleza y persona interesante que me vuela la cabeza. De más está decir en lo que derivó el simple hecho mutuo de conocer al mismo autor y nuestros comentarios al respecto, del mismo tema y de todos los otros que vinieron después.

Pasé obligadamente al lado de la mesa de mis amigos, donde quedamos en juntarnos a las tres, ya que mi auto quedaba de paso. Ya eran las tres y cuarto, “chicos, nos vemos mañana” mientras me alejaba con ella alejándome de las caras de asombro de ellos.

Escrito Por BESTYAL WARE

 Yo no creía nada de lo que decían estos jeropas, pero mi instinto me decía que estos gurrumines  no sabían nada de la vida, entre años y alcoholes de muchos años había aprendido que mucho se habla de las experiencias sin haberlas vivido. El tema de las putas siempre me había sido esquivo, porque para mí siempre la emoción corrió por el lado de la cacería. Yo entiendo que las minas son como una presa. Ojo cuando hablo de “minas” hablo de chicas de conquista, no de chicas para quedarse…  Una vez hecha la diferencia estricta, hablo sin culpas de las chicas de caza… no de las chicas de “Casa”.  Las chicas de caza, están para cazarlas, no para casarlas. Por lo que me envalentoné e invité a mis compañeros a probar suerte en la lleca normal, sin el aliciente barato del dulce néctar de las propinas por placer. Les dije  – Vamos de conquista, no nos contentemos con malditos placeres rentados, no seamos cómplices de esta burda farsa comercial, en la que el intercambio de bienes por servicios, es amo y señor.

Muchachos probémonos a nosotros mismos y seamos partícipes de nuestras propias historias ancestrales. No nos convenzamos con los espejitos de colores que nos propone la burda sociedad, creemos nuestra propia historia de amor con final predeterminado. Aprendamos a ser hombres con mayúsculas y conquistemos a nuestras presas a base de mentiras engaños, ardides y otras yerbas, que el tiempo con su severa consciencia, tarde o temprano, nos dará  la razón.

Escrito Por CELSO JAKER

Nos miramos todos. El Celso tenía razón. Conep seguía mirando la mesa como confundido y Torombolo hacía círculos con su fernet como hipnotizado. La noche empezó a apretar las conciencias y Bestyal fue el que rompió el hielo.

-Celso tiene razón. Hagamos de la mentira un motivo para el amor. ¡Que la paz brote por todos los rincones del continente de la mano de la infamia!

Bomur no pudo evitar que dos lagrimones brillosos se pasearan divertidos por sus pómulos. Bestyal ya no podía parar.

-Que la fraternidad se base en las estrategias falaces con las que se componen las promesas imposibles, los compromisos más débiles, las relaciones menos confiables… hagamos de las putas, nuestras más amadas esposas, nuestras más cómplices parejas, nuestras más fieles servidoras… Amigos… -Bestyal ya lloraba sin ninguna vergüenza- amemos a estas putas hasta darles de nuestra sangre, de nuestros genes… ¡Démosle nuestro apellido!

El primero que se levantó fue Facsf que pateó una mesa, corrió dos sillas con la mano y elevó por los aires a un tipo de unos treinta y pico de años a tres metros de altura. Atrás, con el camino allanado, corría desbocado Torómbolo. Bestyal quedó de pie compungido con las manos en la cara en un llanto desconsolado. Conep todavía estaba contando partes del discurso en Twitter. Pero el que primero llegó a la cadera dela Elvira, la pulposa morena de tanga bordó y de mirada de mermelada fue Celso.  El tipo saltó dos metros limpios terminando la proeza en un abrazo a la caderas de la mujer de las más bonitas tetas de toda la parte sur del continente .

Escrito Por MARCOS VALENCIA

En ese momento Bomur contó la verdad… ¿Cómo comentar  frente aquellos gloriosos muchachos la vergüenza aquella? ¿Cómo habilitar el pase para que el peor de los rivales gambetee la jugada, intercepte el balón y clave un despiadado2 a1 a47 del segundo tiempo? Era batirse solo… infló su pecho y lo contó… Facst se quedó anonadado mientras golpeaba al pobre treintañero ¿estaba hablando en serio? Marcos bajo con una rubia espumosa que había pasado desapercibida, Bestyal probaba con la colorada fresca que tanto le había llamado la atención, Celso continuaba con la morocha picante… a la morena no le gustaba la cerveza negra, Torombolo con un wisky en la mano esperando su turno ninguneo a Bomur. No era evento para un agua saborizada… definitivamente aquel muchacho era raro. Y cuando todos los cañones piratas apuntaban a Bomur, preparados para liquidar en medio de aquel burdo burdel al más comprometido y grotesco de los galanes de la mesa chica, apareció Conep cortando la inspiración burlesca con una frase magnánima. Para que un evento inolvidable pase al olvido, se precisa un evento sublime.

“Muchachos me caso”… lo fuerte del evento no fue la frase, tampoco el semblante de la supuesta fémina, mucho menos su actitud, que barría con ráfagas incandescentes la admiración de los presentes… el motivo fue su imagen, tan parecida a todos, tan idéntica, tan genéticamente similar. Conep se casaba con un vago tan vago como todos nosotros con pelo largo y ruludo.

Escrito Por DOC. BOMUR

Compartí con el resto, no seas egoista

    Dejanos tu comentario, no seas botón

    *