Top Six de los Fichines deportivos más grosos de la historia – Primera Parte

Hace poco, buscando música para escuchar en mi “chanchita” modelo 1999 (sin MP3) mientras cocinaba, bue… mientras rellenaba una pre-pizza, comprada en “La Pacha”, de salsa y queso cremoso para introducir al horno, comencé a redescubrir los Cd’s que adquirí de púber. 2 Minutos, A77aque, Flema, Ramones, entre otras yerbas que me avergüenzo en admitir públicamente, desfilaban en la “carpetita” que los contenía.

Visiblemente emocionado, elegí uno de los tantos que hacía años no escuchaba, y al oír las líricas del primer tema… me quebré…

Es que me sentí un pre-adolescente otra vez, ese que buscaba rebelarse a un sistema autoritario y capitalista, que intentaba lavarnos el cerebro y criar máquinas humanas, manejadas y controladas por forros de traje y de buen reír. Ese que se ligó una buena paliza, tras gritarles a los maestros del colegio: ¡Jey tichers, liv de quids alónnnn! sin siquiera saber bien qué significaba. Ese que repetía frases de sus ídolos ante algún adulto para sentirse superior; ese que cuando le regalaron su primer consola de videojuegos, se olvidó de sus ideales y… se sentó delante del televisor.

Con una sonrisa de padre orgulloso, o de quien admira el fruto de su intestino ante el inodoro, luego de 7 días de consumir Activia y sumarse al “Plan Deshinchate”, mi mente comenzó a divagar y recordar los juegos que marcaron mi infancia, esos que me llevaron a adorar el deporte y desperdiciar horas de mi vida, haciendo “zapping” sólo entre ESPN (el común y el +), TyC y el pedorro Fox Sports, aún hasta el día de hoy.

Así, se me ocurrió que debía realizar una lista, sin necesidad de resaltar uno más que otro, de los fichines deportivos más grossos de la historia. Personalísima, sí, que hace agua por todos lados, también; pero que defenderé con pasión hasta el día en que muera, aquejado por una inevitable cirrosis.

Por cuestiones de espacio (y para currar dos semanas seguidas) voy a citar tres ahora y tres la semana que viene. Así que gente de dedos magullados, y de piel albina por no conocer la luz solar, los dejo con esta insuperable nómina de juegos de video.

FIFA 94 (Sega. 1993): ¡Qué juego por Dios! Revolucionario al 100 %. Si bien el “Family” se había acercado bastante a la realidad con el genial “Goal”, EA Sports rompió los moldes y sacó lo más cercano a la perfección que mis ojos hayan apreciado.

Un juego diferente a sus predecesores referidos al deporte del balompié. Además de la perfecta jugabilidad para la época (pases en profundidad, pases altos, palomitas, chilenas, fintas, “cuerpear”, etc., etc.), sumaba excelentes gráficos y algunas perlitas que lo hacían único: la hinchada era protagonista como nunca antes en un juego de fulbo, con cánticos indescifrables (había uno que rezaba algo así como “Este es un juego bien perenne” y otro que contenía el insultante (?) “In-sec-to sabés”, aunque esto difería dependiendo de quien la escuchara) y con sujetos distinguidos por diferentes vestimentas y movimientos particulares; daba la opción de repetir cualquier jugada en cualquier momento, para deleitarnos con alguna situación que merecía ser apreciada por segunda vez; se podía jugar en modo liga, mundial, amistoso, etc.; contenía selecciones desconocidas como Qatar, Argelia, Nueva Zelanda; y un sinfín de opciones novedosas.

Pero lo mejor y lo que lo descubría perfecto, eran justamente sus imperfecciones o “bugs” (errores), tales como cuando el árbitro te iba a sacar una tarjeta y vos podías escapar con tu jugador y hacerlo que te persiguiera por toda la cancha (una vez llegué a hacerlo correr tras de mí durante más de 15 minutos, para que finalmente, y ante tal humillación, me mostrara una simple amarilla), o que el juez cobre gol aún cuando la pelota no ingresara al arco y se fuese a las tribunas, o que cuando sustituyeras a uno de tus dirigidos, saliera de la cancha e ingresara el mismo jugador, o que en el área chica, el arquero violara las leyes de la física y, tras una “volada” espectacular, el balón, que iba en dirección contraria, apareciese entre sus brazos mágicamente; o que te cometieran foul en la medialuna del área y se cobrase penal; y miles de grandiosos etcéteras.

Nunca olvidaré esa durísima final ante Francia, donde logré mi primer Copa del Mundo con Argentina, gracias a dos goles de Pasualdo (que compartía equipo con Mardona, Batiste, el arquero Borges, el mediocampista Perrón (!), y el goleador Luis Alfios) que, si la memoria no me falla, fue el último torneo oficial ganado por nuestra selección.

TENNIS (Nintendo. 1984): Si bien el juego fue largado al mercado en 1984 por Nintendo, en Argentina lo conocimos en los insuperables noventas, gracias a la gloriosa consola “Family Game”.

Si comparamos con los gráficos de algún fichín actual, donde a Nadal le hacen hasta el grano que tiene en el culo y la espuma que despide de la boca de tanto esteroide consumido, los del Tennis serían una oda a la ineficacia informática. Pero esos jugadores cuadriculados poseían una onda lisérgica ochentosa, que nos producía ganas de jugarlo por horas, con tan sólo verlos a ellos expectantes, esperando el saque rival.

Adictivo al 100% (especialmente el dobles), Tennis contaba con 5 niveles de dificultad, donde, en el último escalafón, éramos pocos los que podíamos derrotar a la dura dupla opositora.

Como dato de color, resaltaba la figura del juez de silla, que estaba encarnado por, nada más y nada menos, el Rey de los videojuegos, el único plomero al que no se le ve la raya del orto cuando se agacha, el tano facho y bigotón de Mario Bross, quien se encargaría de cantar cuando una pelota era buena, mala, falta, doble falta, con un sentido de justicia que los argentinos desearíamos posean nuestros jueces de la SupremaCorte.Aunque existían veces en que observándolo ahí, arriba de todos, con cierta actitud de superioridad, despertaba el psicópata que llevamos dentro y, cuando finalizaba un punto, acudíamos con nuestro jugador a atacarlo a raquetazo limpio, sin lograr siquiera despeinarlo.

Recuerdo el día en que me llegó el dato de que el primo del vecino del compañero de mi amigo, había podido quebrar la silla de Mario gracias a un revés medido, y lograr que el chiquilín cayera al polvo de ladrillo, trenzándose en una pelea épica entre Mario y el tenista. Aunque este hecho nunca lo pude corroborar, en esa época no existía YouTube.

BASEBALL (Nintendo. 1983): Ya lo dijo el sabio de Homero Simpson en un momento de abstinencia alcohólica, “Sobrio, me doy cuenta de lo aburrido que es este deporte”, refiriéndose a esa embolante disciplina deportiva que practican los norteamericanos y algunos países caribeños, denominada Baseball, o beisbó, pa’ la gilada.

Para un infante de inicio de los noventas, resultaba complicado conocer la “magia” (entre comillas, porque todavía no le encuentro nada mágico a un deporte donde los intermedios son más longevos que los minutos de acción, que tampoco son interesantes) del Base-Pelota (les recuerdo, jóvenes lectores, que Internet era todavía un esperma dentro de la cabeza de Bill Gates), más allá de esas pedorras películas hollywoodenses, donde los súper estereotipados buenos no tenían habilidades, pero mágicamente y gracias a un honorable trabajo de equipo, lograban campeonar, venciendo al Dream Team de los súper estereotipados chicos malos; aunque estos films tampoco nos dejaban en claro las reglas del juego.

Hasta que un día, llegó en manos de un amigo, el Baseball para Family (en realidad era un cartucho con todos juegos de deportes, pero éste era, lejos, el mejor). Ya de entrada, la música era atrapante: “Cuin, cuinin, cuinininininí; cuincuin, nincuinininininini, cuincuincuincuincuin, cuinini, NÍ” eran las chillonas estrofas que surgían a modo de mono en los parlantes dela T.V., y que despertaban nuestras ansias de comenzar a introducirnos en ese mundo del deporte yanqui.

A diferencia de un partido de béisbol real, los de este fichín eran emocionantes de principio a fin. Así, fuimos aprendiendo lo que era un strike, una bola, foul, safe, out, robar base, entradas, home run; todo dentro de un marco virtual, de colores fuertes y pupilas coloradas.

Adentrándonos a la jugabilidad del Baseball, lo más divertido era batirse a duelo con un rival de carne y hueso (la máquina nos rompía el totó seguido, imagino porque ellos sí eran yanquies de a de veraz). Si tu equipo lanzaba, debías tener los cinco sentidos laburando a full, siempre atento a que el desgraciado de tu amigo no te robara base con alguno de sus pixelados jugadores, situación que provocaba desesperación ante la ineficiente movilidad y coordinación de tus controlados. Creo que nunca en mi vida he sufrido tanto el nerviosismo, como cuando quedaba una bola suelta y mis “jardineros” traseros debían traer nuevamente el mini-esférico al “Diamante” de tierra, con una falta de motricidad llamativa para un jugador profesional, mientras los rivales corrían desesperados ganando bases, ante la atónita mirada de los míos. Pero así como ver a tu oponente festejar una entrada era de lo más humillante que podía sucederte; lograr tres strikes y dejar Out a uno de los suyos, era orgásmico.

Si bien batear era entretenido al 100 %; a mí lo que me gustaba era lanzar. A pesar de sólo disponer de dos botones (A y B), eran infinitas las opciones de lanzamiento que disponías: bolas rápidas, bolas lentas, curvas, pitchs, variando la velocidad del lanzamiento entre45 mpha120 mph(esto sólo después de un tiempo de practicarlo); y con las flechas direccionales podías mover la pelota cuando se dirigía hacia el bateador, dotándote del poder de que sólo vos sabías adónde iba a ir la bocha.

Recuerdo esa vez que a mi amigo Lucho se le había roto un joystick de la consola, y cuando jugábamos al Baseball, podías realizar un lanzamiento fantasma, sólo con ese control, donde el marcador de velocidad indicaba que la bola se dirigía a –6 mph(!), violando todas las leyes de física hasta el momento conocidas; aunque nunca en mi pobre existencia encontré a quien supiera cómo hacer el “truco” sin el mítico joystick roto. Tras años de incesante búsqueda sin resultados optimistas, llegué a la conclusión de que quien sepa cómo lograrlo, es quien conoce los misterios del universo y tiene la respuesta al interrogante más grande de mi vida:

¿Por qué puta perdí tanto tiempo jugando a los fichines? 

También podes leer:
Yo juego de 4, señor

Compartí con el resto, no seas egoista

    Comments

    1. Pela says:

      Jajaja muy bueno! Yo tambien tenia las virtudes del lanzamiento del demonio, en mi caso con mi pseudo family game, la SONGA, que tenia joysticks similares a los de sega en los que las direccionales estaban sumamente amasijadas por años de Pepeline.

    2. Torombolo says:

      Sepa disculpar querido Chori, el mejor fichin de deportes que jamás haya existido es el Hang On, siempre y cuando ud. considere los deportes motor como deportes. Este de la motito lo jugué hasta el cansancio comprando fichas en la época que exitían salas de video juegos en Mendoza. Y después en la casa de un amigo que tenía una consola (nosotros eramos pobres)

      • Chori_Peña says:

        Seeee, juegón de motos. Ya lo dije en la nota, esta lista hace agua por todos lados, pero depende de qué juego haya marcado a cada uno en el pasado.
        En la segunda parte incluyo uno de deportes motor, pero no voy a decir su nombre, como para que mis seguidores (?) se mueran de ansiedad por una semana.

    3. dante el vigilante says:

      che no t podes olvidar del exite bike juegaso extremo de motitos q me acuerdo q acelerabas con el b y t calentaba la moto y tenias q parar para q esfriara. y la forma inexplicable de subir y bajar los saltos rodando y tambien pisar a los adversarios cdo se caian de las motos! y dp el inmejorable (y este es en en serio) INTERNATIONAL SUPER STAR SOCCER DE LUXE! hasta por entonces el mejor juego de futbol para el sega m acuerdo y se me para..

    4. BBBBBBBBBZZZZZZZZZZZZZZ

    5. Marcos says:

      La bola del beisbol era apretando las flechitas en el centro (todas juntas) y creo que el B!

    6. Enanoslife says:

      La verdad, la verdad. Solo jugue al Fifa 94, y creo porque nunca tuve un sega, llegue al family nomas. En mi infancia fui mas callejero. Ahora mentira que te has viciado animal, que te acordas con lujo de detalle de todo…

      • Chori_Peña says:

        Más allá de que sí me vicié de niño, debo aclarar que tengo un don de acordarme con lujo de detalle de casi todo lo que me pasó desde los 4 años hasta acá. Debe ser porque soy pisciano (?)
        Si no me creés, preguntame lo que hicimos con tu hermana esa vez que vos estabas en Reñaca y tus viejos habían salido, y te voy a dar cada detalle de lo sucedido.

    7. nancy botwin says:

      Bueno, la nota no la voy a comentar, por razones obvias.
      Lo único que me interesa es hacerte saber en forma directa un comentario que clavé en la nota Vete Dimia (que no has respondido) y que copio y pego a continuación:

      nancy botwin says:
      03/03/2012 at 5:34 pm
      Chori: si me pedís que por vos mate una ballena a chancletazos, lo hago….Me enamoré de vos, sin querer, sin pensar, por tus comentarios….no veo la hora de que termine el puto collar de nacar, para hacer una historia hot-romantica titulada: “Cómo le afeité el tebobi al Chori y otros cuentos eróticos”, para que la comentes vos solito, corazón…..
      Muack! Nancy B.

      • Chori_Peña says:

        Disculpame, no respondo comentarios que no aludan a la nota en cuestión.
        Beso húmedo en el cuello.

    8. Bestyal Ware says:

      Basta, te amo, y eso que todavía no he empezado a leer la nota, aunque al pedo porque debe ser una de las más gloriosas, no sé cómo hacés hijo de puta, te admiro y sos un genio, como pocas veces puedo decirlo tan sinceramente. Listo lo dije. Ahora la dejo abierta para poner una lata de Heineken en el freezer y cuando esté a punto de escarcha abrirla y ponerme a leerla.

      • Bestyal Ware says:

        Como todo hombre, he cumplido con mi palabra, y he disfrutado una de las latas que guardo para ocasiones que lo ameriten.
        No te envidio porque no siento envidia por nadie, pero si puedo sentir, en muy contadas ocasiones, admiración.
        No sé si es el efecto de la media lata de cerveza que llevo consumida con mucho disfrute, pero a veces me pregunto que qué hacés escribiendo en El Mendolotudo y no en algún lugar donde nos puedas mirar con mucha superioridad a todos, sin siquiera leer los comentarios o las opiniones.
        Es admirable cómo podés escribir de cualquier tema, escrito siempre antes, porque ya no queda casi nada por escribir, pero de una forma totalmente diferente y atractiva, como lo he descubierto en una publicación que sí vale la pena, y no como esta página de morondanga, refiriéndome a la publicación Orsai.
        No te amo ni sos mi ídolo, te respeto y te admiro nomás.

        • Enanoslife says:

          La media cerveza lo puso cachondo… pero mucha verdad hay en sus palabras

        • Chori_Peña says:

          Como te dije por Twitter alguna vez: #Nohacefaltaquemechupeslapija #Yaséquesoygrosso

          Coincido en lo que decís del Mendolotudo, el resto de tus palabras me produjeron naúseas.
          Igualmente te agradezco tu sinceridad (?)

    9. zippo says:

      El Fifa 94! ese lo jugábamos con mis compas de la secundaria (diez años después de terminada, claro) Juegazo.
      El comment de arriba requiere una respuesta, amigo Chori…¡Teléfono!

    10. nancy botwin says:

      zippo, cual de los dos comentarios? el de bestyal, el mio o….el de los dos?

    11. Betty Boop says:

      Qué capo Chori!!! No me canso de decirlo! Me dio una melancolía extrema leer esta nota… A los de “fulbito” solo jugue en el sega (creo), pero al del béisbol??? OLVIDAAATE!!!! Qué vicio! (y no me acuerdo de nada, de hecho solo me acorde que lo jugaba por la imagen).
      Era obvio que tenías que dejar la 2º parte para la semana que viene… larguísima!
      Un abrazo querido! Nos vemos pronto!

      • Chori_Peña says:

        Este comentario me lo guardo en un cuadrito.
        Nunca pensé que a una mujer le interesaría esta nota.

    12. Fernet Basualdo says:

      Nunca fui amigo ni del futbol ni del tenis…pero que el de Baseball la ruleaba…LA RULEABA….

    13. viejodelabolsa says:

      qué época… veo que no soy el único jovato…

      iba tirar el pitstop 2 de la commodore… cosa vieja si las hubo, pero grosa de verdad.

      Muy buena chori-nota.

    14. mijitorio pereyra says:

      La atari, el family, el sega, la nintendo…wuau! nunca tuve uno. nostalgia me da, envidia le tuve a mi vecino el colo no solo por las consolas si no por la cantidad de juegos 1000 in 1 y ni hablar la cantidad de versiones del por ej: battle city o ice climber…bueno me despido coordialmente avisame si se copa nancy con un trio…

      • Chori_Peña says:

        Jajaja. El récord lo tenía un vecino mio: tenía el cartucho de 26.000 In 1. Aunque juegos debía tener 100, el resto, todas reversiones de los mismos.

    15. pedobear says:

      sos un groso! con lo vicioso que fui y soy (y peor que antes) esta nota se me hizo muy entretenida! me trajo muchos recuerdos! estoy seguro que uno de los que viene es de motos jaja! que crack ese juego! un abrazo

    16. Diem Carpé says:

      Naaaa, naaaa para. Me saco el sombrero ante SEMEJANTE noton!! SOS UN MAESTRO, UN IDOLO, UN CAPO DE CAPOS CHORI QUERIDO!!!

      Date cuenta que solo vos podrías describir con tanta afinidad lo que se siente experimentar con estos fichines…me hiciste llorar de risa y nostalgia al mismo tiempo. Excelente en serio mi amigo.

      Recuerdo las bolas ultra lentas del baseball y el desesperar de nuestro contrincante en el Bat…agitando sin poder darle al esférico. Por hacerme acordar de esos detalles y más es que te mereces el titulo honorifico de MAESTRO.

      Sos un groso en serio estimado. Abrazo grande.

    17. Don Rata says:

      Hijo de puta casi me haces llorar, te cuento que tire mi mplay 3 ala pija con los 30 juegos grabados en su pomposo disco rigido de 500gb, proporcionando unas gráficas que le quedan chicas a mi plasma LCD 42 pulgadas, full HD cuarta dimensión.

      tambien me acorde de las maquinas grandotas, con juegos como el “King of fighters” yo me elegía el Iori y les rompía el poto a todos con un solo character, en fin, me alegraste el día.

      Excelente nota y espero la segunda.

    18. Iván! says:

      A los que has nombrado hasta ahora los he jugado.. Pero lejos, el mejor de los mejores, el orgasmo hecho juego fue, es y será el Super Star Soccer – Deluxe!!

      Saludos.

      Iván!

    19. Iván! says:

      No es el mismo, pero se caen de culo..

      http://nintendo8.com/game/582/r.b.i._baseball/

    20. Furioso says:

      pufff..que juegos!!!!..yo a mi noviecita le hacía trampa en el de beisbol..que calentura se agarraba la minita!..ja!

    21. naCho says:

      Me cago en la melancolia que me genera este autor ;; ahora voy a estar todo el dia boludeando en el centro buscando un pumper nic para comer algo.
      si de fichines de fulbo hablamos tal cual capo : todo comenzo con las 11 manchas del atari 5 rojas 5 verdes y la pelota ;; despues el gran goal ;; pero coincido el fifa 94 fue la revolusion ademas de todo lo explayado x chori daba la opcion de elegir distintas camaras y habian distintos arbitros !una locura!
      despues siguio el fifa 96 donde se implemento el futbol rapido imposible de jugar en esa cancha de mierda;; el 98 fue un año lleno de lujuria para onanistas y matados como yo ;; el 98 fue el año donde fifa saco 2 juegos : el fifa 98 y el wc 98 con ese temaso de Chumbawamba que hacia re fobal hasta el mas cabeza de los rugbier.
      hasta ahi llego EA con su tirania ,, luego vino la super play 1 y con su winning eleven 3 rompio todos los esquemas ; con ese juego si jugabas con rumania al pasar la primera fase se teñian todos los jugadores de rubio ,, de no creer ,, estaba la version japonesa que era winning eleven con el japones mencionando los nombres de los jugadores xq konami no tenia las licencias de EA y la version yanqui que era el internacional super start soccer ;; pero como eramos anti imperialistas comprabamos la ponja .
      de ahi en adelante me chupan todos la pija ,, se puso muy popular el tema fichines ,, cualquier padre de familia tenia su play 2 para jugar solamente al pes ??? pes????? que poronca es pes??
      bastardearon a una raza de ñoños ,, donde nos sentiamos infinitamente superior con respecto a los adultos q no entendian una mierda ,, ahora cualquier boludo te habla de play de pes y de la concha de su madre , y cualquier bobo te discute que cristiano ronaldo es un capo porque rinde en su consola y tiene 99% de velocidad 99% de regate y 99% de caspa
      cuanta gente sabe de futbol ahora gracias a las consolas ,,

      saludos
      y el segundo informe ,, tiene que aparecer el NBA JAM ;; si no esta pega en el palo

      abrazo loko manso articulo como siempre

    22. naCho says:

      perdonnnn ,,, perdonnn
      me olvide
      alguno de los lectores de esta pagina jugo al juego de BUTRAGUEÑO en la comodore 64 ???

    23. lococsir says:

      Excelente nota ! hace tiempo que leo este diarete online , pero es la primera vez que comento , fue de lo mejor que eh leido ..que recuerdos , lo mejor es la forma en que lo explicas y recordas esos detalles que lo hacian unicos .. el baseball juro que no me acordaba ,cdo lei el nombre me sonaba , cdo segui leyendo y con la imagen lo unico que queria es tenerlo para jugar en ese mismo instante otra vez ,lo que daria ..!

      Un juego que no puede faltar , es el de hockey ! ( pero el verdadero,el que es para hombres .. el de hielo) donde jugabas una liga eterna , pero todo valia la pena cdo uno tuyo y otro del rival se sacaban los cascos y empezaban a darse jaja!

      saludos

    24. tomas says:

      aguante el ice climber loco muy buena la nota locasooo!

    25. escaleitor says:

      muy buena la nota recuerdo como festejaban los goles en el goal, y no existian las memory card para guardarlo , te pasabas las horas de la siesta mendocina para pasarlo….

      q recuerdos

    26. ojoblindado says:

      te olvidas de uno: Batirusta q goleador por Dios!!!!

    27. Dr. Bomur says:

      Grandiosa nota amigo! amigo los jueguitos

    28. Nato says:

      Sublime, con el baseball me diste en el talon y me quebre jajajaja q tiempos por dios!!

    29. Ghandy says:

      jajaja, me he cagado de risa de tus descripciones, en especial la de tennis,en el que con inercia me dirigía a golpear al Mítico Mario Bros. Si, yo también.

      El fifa, también un juegazo, incluyo en mi lista el baseball y el de motos.

      Pero si puedo nombrarte uno que creo todos los que hemos tenido una consola de family game o algún amigo q la tuviera jugo. El “BATTLE CITY”. Quien no jugo con el tanque, destruyendo todo a tu paso intentando proteger el águila negra? jaja. Pero en fin, a cada uno lo marco un juego en especial. Sigo considerando Mario Bross el padre de todos.

      Genial nota…un abrazo

    Trackbacks

    1. [...] También podes leer: Top six de los fichines deportivos mas grosos de la historia – Primera Parte [...]

    2. [...] El año pasado escribíamos: Top six de los fichines deportivos más grossos de la historia (Primera parte) [...]

    Dejanos tu comentario, no seas botón

    *