El amor no es una ciencia exacta… te puede tocar el Quini 6 de las experiencias o la patada en los huevos. Hay gente que creyó estar tirando una cañita al aire y se empernó de por vida con trillizos. Como otra que creyó que de esa noche no pasaba y se enamoraron, casaron y putearon de por vida. Y yo creo que lo que hace a la esencia del garchangóu es eso mismo… saber que es 100% ahí; en ese momento, que capaz no se te da nunca más. La misma palabra lo dice: GARCH AN GOU (que en el tan conocido idioma anglosajón significa algo como ”Te empomo y chau”). Esta es, principalmente, una nota de prevención dirigida al público Mendolotudo, sabiendo que en esta provincia abunda y desborda la histeria y la locura tanto en hombres y mujeres. Y así como les voy a contar… hay gente que no lo entiende.

Resulta que yo tenía una amiga, ni tan amiga siquiera; una de esas conocidas que por ahí te saludás todo bien cuando te la encontrás en el boliche, en la calle, en el baño; pero no sabes si tiene novio, si tiene hermanos, si mamá o papá están vivos ni donde vive; ni te interesa, claro.
Bueno, una de esas fue, que una noche en un estado de ebriedad avanzada de las dos partes partimos juntos a un telo y nos dimos una masa cósmica. Después la dejé en la casa como todo caballero y chau.

Pero para mi sorpresa, la cosa no terminó ahí. Llegó un mensaje cuando estaba por echarme a torrar de lo lindo ”Amor, llegaste bien?” que me asustó mucho mucho… sobre todo por el hecho no menor de que YO NUNCA que le dí mi celular. Me hizo un llamado al día siguiente, justo cuando estaba llegando de laburar, antes de entrar a casa, prometiéndome sexo alocado y sin compromiso. A pesar de que tenía un mal presentimiento, el sexo no se le niega a nadie y es obvio que le seguí el jueguito sin saber en donde mierda me estaba metiendo.

Corté el teléfono y… ¡al abrir la puerta me la encuentro sentada en la mesa acariciando al perro y tomando mates con mi vieja! ¡AAAAAAAAAAHHHH! Sin poder disimular el grito ni la cara de pánico mientras se me llenaba el upite de preguntas al verla con una remera con nuestras caras impresas adornada con corazones. Me desmayé al instante.

Recupero la conciencia y me veo sentado en el micro, de la mano con la susodicha, y llevaba puesta la misma remera que ella, el terror se había apoderado de mí y la mina como muy turra que era me supo calmar contándome las chanchadas que me iba a hacer cuando llegáramos a su casa, lo cual me dejó mansito como un cachorro aceptando llegar a destino.

Entramos por el portón y yo cuasi-sacándome los pantalones, me topé con que no solo ella estaba en su casa, sino también sus padres, su hermana, sus abuelos y un perro de unos 30 centímetros con voz chillona q no paraba de ladrarme. Como siempre yo muy cordial saludo particularmente a cada miembro de la familia sin saber q pasaba, la susodicha  me presenta por mi nombre pero al final agrega algo que no me gusto mucho que digamos, “MI NOVIO”, o sea flaca nos íbamos a juntar a garchar, no a que me presentes como tu novio. ¿Me estas cargando?

Desde ahí comenzó el martirio, la madre q me daba clases de sexualidad preguntándome si me cuidaba, la abuela me guiñaba el ojo, el padre q me amenazaba diciéndome q si le sacaba la virginidad a la nena me iba a meter un 38 por el culo y el abuelo q lo respaldaba de atrás con una escopeta, y yo con ganas de decirle al padre y al abuelo q la nena tenia mas entradas que el parque.

Aunque la necesidad de tomarme el recontra palo me urgió desde el principio, no pude decir que no ante el ofrecimiento de un fernet y el candado del portón, cual llave se había guardado convenientemente en el bolsillito de la camisa mi ”suegro”. Después de la panzada de ñoquis, que parece que el ingrediente secreto era cloroformo, fueron cayendo todos y cada uno en sus respectivas habitaciones.

Como no podía saltar el portón porque tengo menos deporte que el Canal Utilísima, la invitación a dormir una siesta con la loca me pareció bastante razonable, además, con la dosis de alplax molido en la salsa yo no daba más.

Y bueno señores había ido a ponerla y si los padres me la servían en bandeja no había vuelta atrás.  Yo muy cómodo en mi colchoncito y ella en su cama, el padre q miraba x la ventana a ver si osaba cruzarme de cama y la madre que le chistaba desde la puerta del patio y le decía “DEJALOS TRANQUILOS MARIO, NO VAN A HACER NADA”.

2 horas después los padres se acuestan, yo ya estaba en el 7mo sueño cuando siento que se me sube arriba y me dice ”ya se durmieron mis viejos”, con los ojos bien chiquititos, y en el medio del bostezo me metió una teta en la boca. Ahí nomas empezó la frula.

Después de la respectiva descarga me tomé el buque mientras ella estaba en el baño, en silencio para no tener que saludar a todos y agradecerles por tanta “HOSPITALIDAD” (si, entre comillas, los ñoquis muy ricos y todo, pero el padre no dejaba de relojearme, el abuelo durmió con una tabla en la mano y en un momento en el medio del polvo escuché claramente un gemido extraño tipo “ññaaaaayyyyjj” que me hizo pegar flor de cagazo). Llegué a casa y recibí 3 mensajes: 1 de esta piba “gracias por estar a mi lado amor, TE AMO”; 1 de la madre q decía “Me siento orgullosa de tener un yerno como vos” y otro de movistar q si cargo 30 pesos me duplican.

He ahí cuando reaccioné, y le dije a esta chica que me iba a vivir a Alaska y ella amenazó con venirse conmigo, dejarlo todo y seguirme al fin del mundo. Al final  me mudé en serio pero no le dije ni a mis mejores amigos, cambie el teléfono, aprendí un nuevo idioma, encontré otro laburo y todo. Aunque hay noches terroríficas en las que me llaman y cuando atiendo nadie contesta… “¡SE QUE ESTAS AHI HIJA DE PUTA DEJAME DE JODER! ¡FUE UN GARCHE Y NADA MAS!”

De ahora en más; para no comerme garrones o para simplemente minimizar el efecto sorpresa y demoledor de este tipo de minas. Hay preguntas que recomiendo, usemos constantemente, a modo de psicoanálisis de 5 minutos. ¡Ojo! Te puede salvar la vida.

Responda:

Nombre: _____
Profesión: _____

-¿Hasta cuántos pendejos tolera pegados en el jabón? Especifique

-¿Me entregarías el asterisco? ¿En cuánto tiempo?

-¿Te excita leer el Mendolotudo?

-¿Harías un trío con enanos?

-¿Vivís con tu abuela y hace ruidos raros?

-¿Cada cuánto tiempo te cortas las uñas?

-¿Matarías al último panda vivo?

*Dibuje una casa

*Dibuje un duende

También podes leer:
Los hombres también lloran

El año pasado escribíamos:
Nuestro Viejo Pelotudo lo anticipó 24 horas antes


Compartí, no seas paco