Una lucha y una mano al aire por tetas más libres

“Para mi corazón basta tu pecho. Para tu libertad bastan mis alas.”
Pablo Neruda.

Esa mañana llegué a mi trabajo y me sentía más liviana. Algo me hacía sentir etérea, relajada,  con una sensación parecida a  la de irse a dormir la siesta después de rendir una materia difícil, como haberse sacado de encima una mochila pesada. Sentía que nada oprimía mi ser, nada pesaba sobre mis entrañas. ¿Me habré convertido en un ángel? ¿Será el Feng Shui?  No me reconocía. Despejarme con el yerbiadito de las  once me ayudó a  develar el misterio: me había ido a trabajar sin corpiño. A partir de ese momento, se invirtió mi psicología. El momento de la paranoia había llegado.  ¡Qué vergüenza! ¡Qué escarnio! ¡Qué horror! Estoy perdida: ahora todos habían descubierto la verdad: no eran tan redonditas ni tan paraditas ni tan grandecitas. Se acabó la mentira del corpiño armado. Mi hipocresía había quedado al descubierto. Me sentía mal. Me la pasé con los brazos cruzados todo el santo día, intentando disimular lo indisimulable. Así fue que al finalizar el día, las había negado mucho más que tres veces. Ellas no lo merecían… ¿Hay derecho a sentirse así? No, no hay derecho.

Obsesión masculina incomprensible. Fuente femenina de complejos inconfesables. Unas por mucho, otras por poco, nadie está conforme con lo que le tocó en la delantera. Es ley: si tenés a Batistuta, querés a Messi. Todas queremos tener a Palermo y Guillermo, pero  resulta que al Barba le dio el presupuesto para traer al Cachorro Abaurre y al Picante Pereyra. Más allá de todo, nosotras féminas, tenemos que estar convencidas de algo: siempre, pero siempre hay equipo. Sólo hay que aprender a valorarlo.

Si no tomaste sol, tu color es blanco teta. Si te caíste y te pegaste fuerte, te hiciste teta. Si no tenés nada que hacer, estás al pedo como teta de monja. Si sos de los que se emborrachan con facilidad, te dicen teta izquierda (siempre se chupa primero). Están en todos lados. Pechos, mamas, senos, busto, gomas, lolas, mellis, pomelitos, melones, boobies… ellas. Amigas incondicionales, las mujeres no las tratamos como ellas se merecen. Nunca conformes, siempre en búsqueda de una perfección inalcanzable, recurriendo a cuanta mercancía se ofrece para ajustar por aquí, levantar por allá o disimular más acá. El capitalismo se aprovecha de nuestros complejos: en mercado libre se vende una emulsión que aumenta el busto en treinta días, cuyo precio oscila entre los 90 y los 350 pesos. Sé que es increíble, pero existe una página en internet llamada www.aumentarbusto.com. La Revista Cosmopolitan es un bebé de pecho al lado de esto. Paren un poco.

La variedad de productos es enorme: corpiño con aro, push up, medio push up, taza soft, con silicona incluida y etcéteras. Hay de todo. Yo creo que es un milagro de Dios que no se hayan puesto de moda los “tipo Thalía con grifo incluido”. Quizá porque son incómodos para ellos.  Hace un tiempo  me quise poner un vestido con la  espalda descubierta. Obviamente, no podía usar corpiño. Pero tampoco quería verme chata. Sí, quería la chancha y las veinte diría mi abuela. La cuestión es que  me recomendaron comprar un producto muy raro: unas tasas de  silicona. Eran como dos planchas de moco con pegamento de un lado que te tenías que aplicar sobre las amigas. Para que no se vieran chatas y no se marcaran los timbres.  Ridiculísmo. Para la siguiente oportunidad, me compré unos stickers gigantes color carne que se pegaban  sobre ellas. Un horror. Un robo. A la mitad de la fiesta ya eran basura espacial. No hay necesidad de pasar por esto chicas.

Y no es que me quiera hacer la más Hugo Chavez, pero las tetas muy grandes y muy paradas y muy redondas son un invento de los yanquis. Revisen las grandes obras de arte de de la historia de la Humanidad: ni la Venus de Willendorf, ni la Venus de Milo, ni la Victoria de Samotracia, ni la Venus de Boticceli, ni la Maja Desnuda tienen las lolas de la Pamela Anderson, la Chicholina o la Kelly Madison. Esas gomas son el imperialismo cultural en su máxima expresión. Quieren acomplejarnos y hacernos consumir: no les demos el gusto.

Aclaro que de los implantes mamarios ni voy a hablar: para el pueblo es inaccesible.

Así que chicas: ya fue.  No las asfixiemos con armatostes de alambre, no las cubramos de  gomaespuma o silicona. Se acabaron las mentiras. Si a la hora de la chanchada, ni apagando la luz podés disimular que no era lo que parecía. Una vez una amiga me dijo que no hace el cuatro porque le quedan colgando y le da vergüenza. ¡Fea la actitud!  ¡Dejémoslas ser!  Cabalguemos libremente sobre la sabana,  revoleándolas a más no poder. Prendamos la luz. Aceptémoslas. Valorémoslas. Querámoslas. Mimémoslas. Hagámoslas mimar, querer y valorar. Tal como son.  Ellas también nos dan alegrías. Se merecen nuestro cuidado y respeto.

Por todo esto, las invito a la quema de sostenes masiva que se realizará la semana que viene en el Kilómetro Cero. Habrá mamografías para todas. Y seremos sanas y libres.

También podés leer:
No me depilo más

Hace un año escribíamos:
Diferentes tipos de gays

Compartí con el resto, no seas egoista

    Comments

    1. Juana says:

      Una genialidad! siempre quise andar en tetas! Bloody me encantó!

    2. Littlestar says:

      Simplemente GENIAL Bloody !!
      Me gustó muchísimo y vale destacar que no usaste la palabra COMPAÑERAS ;)
      Soy una terrible acomplejada… (por lo poco… lo mío sería tipo 2 damascos) Consumo cuanto producto imperialista extemo aparezca en el mercado. He perdido la esperanza de los implantes mamarios después del fin de la convertibilidad. Pero he llegado a un momento de mi vida en donde todo me chupa un egg. Te cuento que tuve la grata experiencia de hacer “verano” en un lugar en donde el toplees era cosa común y me animé a dejarlas libres a la vista de todo el mundo, tomar sol, meterme al agua, ponerles bronceador. Y sabés que me dijo una amiga : “MEJOR si tenés poco !! Por lo menos, cuando tengas más de 25 no te van a quedar una mirando para el norte y otra para el sur”

      Seamos lo que somos… La mina perfecta yanki no existeee !! Son todas gordas y fofas de tanto comer hamburguesas. Las modelitos-vedettes argentinas son puro plástico y jamás le van a dar una posibilidad a nuestros simples hombres mendocinos (bueno, salvo Conep que tiene más chance después de haber sido declarado Mr. Mendolotudo del año por Nancy B). Pensemos como las brasileras que no tienen nada de pecho pero son felices y mueven el trasero al compás de una buena samba (eso quema grasas y disminuye celulitis)

      QUEMA DE CORPIÑOS, Señoras + Toplees autorizado hasta en las piletas !! Y mamografías para todassss … (no he cambiado de pensamiento, che !! Sigo siendo anti-k, anti-UCR y anti-chorrospolíticosdecualquierclase)

      Saludos cósmicos

      L*S

      • Vani says:

        secundo tu opinion en que las minas yankees perfectas no existen… Aca vive la mayor poblacion obesa y las minas despues de los 25 (sin contar actrices que de eso laburan) se tiran al abandono… No hay como nosotras las mujeres argentinas que cuidamos el cuerpo y la apariencia para vernos de 10. Con o sin tetas siempre lindas.

    3. Marcos Valencia says:

      Excelente nota, Bloody! Como siempre, sus notas son una delicia. Pero seamos francos: la venus de Boticelli, la de Willendorf… ¡qué mal! La Victoria Alada está buena al menos, pero las tiene redondas como todas las americanas operadas, aunque la Venus de Milo… ¡qué lindas tetas tiene esa estatua! No hay una teta modelo, y la teta es como es la mujer. Se forma en base a lo que es.

      Nada más atractivo, nada más erótico que una mujer que está fascinada con sus tetas, como sean, y las usa, las administra en el consumo voraz de la conquista, las conduce y las entrega sabiéndose portadora de un instrumento de dominación natural que hasta pudo derrotar a Sansón (Dalila tenía tetas chicas, tomen nota!!). No hay tetas chicas ni enormes que por ser como son cambien la actitud con que las lleva la mujer. Ellas podrían decir “¿Te gusta el durazno…? Comelo despacito, con pelusa o sin cáscara, que estás de suerte”.

      Para la mujer, tener tetas significa ser la depositaria permanente y vocacional del único motivo que tiene el hombre para hacer lo que hace. El culo es el segundo motivo, porque solo se puede ver cuando la mujer se va.

    4. Capitana Sparrow says:

      jajaja q capa…yo ando sin corpiño la mayor parte del dia y es libertad pura!!!!!!!!!!!

    5. Dr. Bomur says:

      la nota está tremenda… pero las tetonas son un mal necesario y tan… pero tan… pero tannnnn aaahhhh… quiero tetonas.

      • Don Rubén says:

        jajajajajaja
        ¨Quiero tetonas…¨

        • Marcos Valencia says:

          Yo quiero tetitas, no muy grandes. Como dice el tango, “si soy así ¿qué voy a hacer…?”

      • Elektra says:

        Bien ahi Dr. alguien q nos acepte!!! porq las q tenemos un poco de más, recibimos burlas de los demás, y más de las mujeres q seguramente es por envidia, porq quieren tener lo mismo q nosotras pero con la diferencia q a ellas les cuesta com 10 mil pesos jejej

    6. Don Rubén says:

      Ud. es una capa total ¨compañera¨
      Lo que no se tiene en cuenta es que el hombre, con el sexo opuesto, tiene un poder de autoconvencimiento comparable solo con el del borracho que se manda una ginebrita a las 8 am y dice que es por el fresco de la matina…
      …nuestra óptica de lo que es grande, chica, blanda, dura, paradita, está determinada por dos cosas:
      1- que el amigo que justo vió a la muchacha en cuestión, a esa por la que negociamos un brazo para incarle los colmillos diga: ¨che que buenas gomas tiene…¨, listo! pueden ser dos pasas de uva que nos parecerán dos Michelin 0km.
      2- y mas importante, porque cambia todo pre concepto, la actitud de uds., grandes creaciones del señor, que si nos muestran que nos estamos llevando al paladar a lo mejorsito del mercado, nosotros, seres inferiores, lo creeremos con creces y habremos relaizado el mejor negocio posible.
      Sean bichas, libres, lo que implica elejir contra quien, pero una vez apuntado… a fondo!
      Por una teta mas libre… no al apretujamiento, si a la quema.
      saludos B M

    7. Tefita says:

      Muy buena nota!!! estoy totalmente de acuerdo, hay q dejarlas ser. Yo generalmente me paso todo el invierno sin corpiño, pero despues de leer tu nota me has dado la fuerza para hacerlo tambien en verano, sin importar los timbres (q ese es mi gran tema). Vamos todas a la quema de ñocorpis!!!!!

      • Lulyta Cast says:

        el tema de los timbres es la muerte! un karma! (a menos que esos timbres estén en el lugar que deberían y no por debajo del meridiano)

    8. Coral says:

      Sos una genia. Necesitaba leer algo asi y la opinión de algunos hombres para convencerme todavía más de que no hay motivo para usar corpiño.
      Para mí no hay nada más lindo que una mujer al natural, sin o con poco maquillaje y con sus queridas libres, porque eso tambien quiere decir aceptación. Pero ayer, pobrecitas, también las escondí: me fui un rato de mi casa sin ponerme corpiño y estuve con las manos adelante todo el tiempo, no vaya a ser que se note la direncia de tamaño, que están una para cada lado y algún timbre. Pero ya está, el que quiera mirar, que mire, el que no, que no mire, pero nuestra comodidad es más importante!

    9. Lulyta Cast says:

      Segunda nota que leo suya y ya la amo! Casi que le está serruchando el piso a Bomur! Me encantaría dejarlas que vuelen (o que naden en mi caso), pero muchas veces me ayudan un montón los corpiños, sobre todo en “los días”.
      Ayer me pasó una situación similar, cuando me había desabrochado los breteles de de la maya, y se me habían salido completamente sin darme cuenta, y estaba con unos amigos, y cuando salgo para despedirme de ellos, me di cuenta de mi situación y mi instinto me hizo hacer lo que usted: “cruzadera de brazos”. Mis amigas me miraron y se mataron de risa, se dieron cuenta al toque, mientras que los varones no entendieron la risa. Yo me quería matar! Cuando llegué a mi casa, me miré al espejo, y di gracias a Dios por haberme creado con reflejos rápidos.

    10. Jona says:

      Muy buena nota jaja Despues de varias novias y tantas cosas, recien leyendo una nota como esta pude comprender la obsesion de las mujeres hacia sus tetas, a veces casi incompresinble. Dejenlas ser, dejenlas ser libres, son mas bonitas asi, abajo el corpiño que les molesta tanto a veces, quemenlos todos jaja sean libres y frescas. Y no sean tan obsesivas con las amigas, grandes son llamativas, pero a la mayoria de nosotros, al momento de verlas libres y sin nada, no nos importa si hay mucho o poco, importa como se sientan uds.

      Arriba la quema de corpiños!!!

    11. La verdad que concuerdo con usted, dejen que sus compañeras sean libres…
      Y el tamaño no importa, en mi opinión, las tetas chicas y medianas son mucho mas lindas que las grandes, aunque siempre resaltan mas las pechugonas por sus escotes que no te dejan hablarle a la cara a esa muchacha con la que estas hablando, pero al fin y al cabo me quedo con las chicas o medianas.

      Lo que si, le falto la fecha y hora de la quema de corpiños, si van a hacer toplees, avise nomas que vamos a estar los pibes allá viendo que onda jajaja

      Saludos.

    12. Ibis says:

      jajajajaja..es mmuy buena, pero si las tenes grandecitas, es molesto andar sin corpiño :/

      • MaryJo says:

        Comparto! Hay quienes se quejan por la falta, pero el exceso también jode! Y andar sin ñocorpi es toda una odisea….
        Aún así, por lo mucho, por lo poco, por lo justo y lo necesario, por por lo que tenemos y lo mucho que con eso hacemos… salud colegas!!! :)

    13. zippo says:

      Buena nota, bien abordado el tema. También se puede agregar que si se notan los timbres, para nosostros es tantísimo mejor, es sùper erótico y a la vez natural. La obsesión masculina por las tetas deviene en mayor o menor grado , de la rapidez con que dejaron de darnos de mamar, consecuencias asociadas junto al hecho de fumar, andar con palitos y boludeces en la boca o comer muchos chupetines.
      A mí me encantan tetonas.

    14. nancy botwin says:

      consejo para las tetonas: musculosas transparentes de lycra…UNA DIVINURA DE COMODIDAD (El problema es en el verano, te cagas de calor)
      muy buena la nota!

    15. Rominovsky says:

      QUE BUENA NOTA, EN INVIERNO YO NO USO Y SOY MUY FELIZ JAJAJAJA. GENIA

    16. Furioso says:

      Ok..viendo tanta felicidad femenina..paso a invitarlas a un asado que estoy por hacer…la consigna a seguir..TODOS EN BOLAS Y FELICES!!
      ABAJO LOS CORPIÑOS CARCELEROS Y ARRIBA LAS MANOS!!!

    17. zippo says:

      Furious, vos tenés menos convocatoria que un recital de canto tirolés en el barrio La Gloria…los únicos que te van a caer al asado van a ser las trolas de la cuarta y los travas del Rodríguez Peña, y encima pagados. Y ni así la vas a poner.

    18. Chori_Peña says:

      No puedo estar más de acuerdo con esta nota. Ahí estaré en el Km 0 a partir del lunes con mi reposera.

    19. Vani says:

      Verdaderamente un encanto el articulo. Primero porque estoy muy de acuerdo con eso de nunca estar conformes…si las tengo grande yo quiero unas mas chicas este peso es demasiado me duele la espalda, los escotes se hacen precipicios en fin … Pero la verdad que salir a la calle descuidada de no ponerte corpiño le pasa a las que tienen poco … porque a otras sería imposible te matas de un tetaso jajaja..

    20. Don Rata says:

      Si es por mi no me jode que anden entetas…ni hablar en invierno…

    21. Jo says:

      Aguante la quema de corpiños estoy totalmente de acuerdo :P , hay que aceptarnos como somos, dejarlas en libertad es dejarnos en libertad a nosotras mismas, sobre todo ahora con el calor q hace, encerrarlas, moldearlas y asfixiarlas es un abuso!

    22. Jo says:

      AHHHH y me encanta esa frase de Pablo Neruda es del poema 12 :) , muy buena nota :D

    23. viejodelabolsa says:

      Yo sabía que en en algo teníamos que estar de acuerdo, ese día ha llegado. :)

      El viejo está feliz… Gracias Bloody!

    24. Belu says:

      Sublime su nota…yo gracias a Dios estoy muy conforme con mis tetas, no son grandes pero tampoco son muy chiquitas, son adorables, son suaves, son hermosas, soy una enamorada de mis tetas. Eso si, mas de una vez las he traicionado disfrazándolas de algo q no son, una forrada total.

    25. ChiquitaQpiensa says:

      Mis quieridas amigas son naranjas , no son duraznos ni son melones son naranjas y me encantan .Aunque debo reconocer que de vez en cuando me baja la autoestima y las convierto en un engaño.
      Pero por sobre todo las cosas que les veamos : libertad a las pequeñas, medianas o grandes y abajo los corpiños opresores

    26. Percha says:

      ¡Qué buena nota! Desde que tengo uso de razón estoy acomplejada con mis “nenas” a las que he nombrado “Gran Malvina” y “Soledad”, por la diferencia tamaños, ¿vio? (siempre la teta izquierda es más grande que la derecha, no me lo van a negar). Estas son bastante grandes y desde que aparecieron pintaron tristonas. Imaginate que era talle 100 a los 15 años, sólo me vendían corpiños de vieja (esos que te las dejan como Madonna, tipo conos del tránsito).

      Tu nota me ha hecho apreciarlas desde otro lado. Ellas que siempre se ven oprimidas por mis complejos, no tienen la culpa de nada. ¡Gracias por ayudar a reivindicar a nuestras mejores amigas!

    Trackbacks

    1. [...] También podes leer: Por tetas más libres [...]

    2. [...] dejando de lado el machismo de nuestra sociedad que queda en evidencia en la última respuesta, (ese tema ya fue abordado por la autora, hacer click aquí)  es interesante destacar lo siguiente: sólo para [...]

    Dejanos tu comentario, no seas botón

    *