Perdete la guitarrita en el culo

Para aquellos que no cantamos bien o no sabemos  tocar un instrumento, aquellos que pueden son la última lacra de la sociedad.

Aunque sean amigos se pueden ir todos bien a la mierda. Nos recuerdan aquellos campamentos al lado del fogón y todas las minitas queriendo cogerse al cantante de turno, y nosotros agarrando las sobras.

Ya de grandes siempre está el tarado que le pide que canten en las reuniones, aunque no sea el festejado, y no me preguntes por que estos soretes siempre llevan la  guitarrita en el baúl del auto.

Cuando sabés que el dueño de casa le gusta el temita, tengo un par que al no saber tocar instrumentos, se armaron un karaoke en la casa; siempre tenés la opción de enfermarte para no asistir. Ahora cuando lo quieren hacer en tu casa ya es inaguantable.

De todas maneras, hasta ahora todo lo escrito trasunta envidia, lo cual es cierto, pero los que me joden de veras son la corte alrededor del que puede embocar un par de temas, que se sienten cómodos mirando al otro que canta. Y yo siento lo mismo que Pappo Napolitano (obvio que sin sus dotes de eximio guitarrista) cuando le preguntaron que sentía acerca de Sui Generis

-Vos como te sentirías (con la voz ronca que caracterizaba al difunto) si querés mostrarle a la gente que hay algo más en la música, y aparecen dos boludos con una guitarrita y una flauta y te rompen el culo.

Antes de saber su opinión yo ya odiaba a Sui Generis y todos los tarados que cantaban Y rasguñan las piedras.

Al lado de de estos te sentís discriminado, y hecho a un lado, pero los de los del INADI brillan por su ausencia.  Eso si para joder al Ángel Gris que también escribe en este pasquín andan a la orden del día.

Para los que nuestros padres no era importante mandarnos a guitarra, para los que no contamos con el don del canto cual jilguero en libertad, ha venido la tecnología a rescatarnos. Tantas horas perdidas frente a la tele o la compu no han sido en vano. Aquel dinero gastado, para olvidar todos aquellos fogones, finalmente sirve para desahogarnos.

La tecnología nos trajo el Guitar Hero y puedo tocar Smoke on the Water o Stair to Heaven sin saber lo que es un do.

No se si servirá para ganar minitas, pero al menos de dos cosas que me faltaban, tocar la guitarra y las minitas, al menos me falta una sola.

También podes leer:
La música como “as” para ponerla

El año pasado escribíamos
Huevos en la garganta

Compartí con el resto, no seas egoista

    Comments

    1. Dr. Bomur says:

      Como me gusta cuando un glorioso macho de gotan, fainá y cafetín, oriundo del barrio del bacán y de la mina, se sincera y deja al descubierto sus rencores y broncas.

      Chan chan!

    2. Bestyal Ware says:

      Excelente jajajaja!!

    3. mordi says:

      EXCELENTE!

      además d la guitarrita se puede ladrar al micrófono y romperle los parches a la batería.

      el viernes a la noche pasamos una velada con mis otros amigos gritando, alcoholizandonos y tocando grandes clásicos del metal. la semana q viene sale el jueguito d AC/DC.

      viva la vida del nerd!

    4. Enanoslife says:

      jajajaja. Un grande torombolo!

    5. Chori_Peña says:

      No he tenido el gusto de jugarlo, pero me han hablado maravillas del mismo. Dichoso de usted que por lo menos ha podido tocar una guitarra. Yo ni lo uno, ni lo otro.

    6. zippo says:

      Envidioso. Resignate ante el talento.

    7. Celso Jaker says:

      Yo soy de la teoría de que esos nabos guitarreros, te ablandaban las minitas, te las dejaban punto caramelo y vos después te acercabas con un par de tragos, cara de emocionado y le soplabas a las groupies!

    8. LADra Li says:

      Ah, nooooooooooooooooooOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
      Creo que no hay nada más deserotizante que ver a un tipo peludo, hecho y derecho boludeando con una guitarrita de plástico… Diooooos!!!! Que mis ojos exploten ahora mismo antes de ver semejante espectáculo!!!!

    Dejanos tu comentario, no seas botón

    *